En el post de hoy queremos hablaros de los factores que deberíais tener en consideración a la hora de preparar un evento para que éste salga tal y como siempre habíais soñado. Antes de nada, habrá que contemplar el tipo de evento que queremos celebrar. Si es una boda, tendremos que pensar en una diversión que abarque los gustos de personas de todas las edades. En el caso de que queramos organizar una despedida, podremos permitirnos ideas más locas y disparatadas, así como aquellas restringidas únicamente al ámbito de los adultos. O, por ejemplo, si lo que pretendemos es preparar un evento de carácter empresarial, tendremos que valorar el efecto que queremos conseguir en los asistentes, ya sean nuestros jefes, nuestros empleados o posibles inversores.

Evento (Pxhere)

Fuente: Pxhere

Para desarrollar con éxito cualquiera de las tipologías de evento descritas anteriormente, en primer lugar, deberemos conocer lo mejor posible a nuestros invitados. Si hablamos de nuestro futuro marido o mujer o de nuestro grupo de amigos se tratará, obviamente, de una tarea más sencilla pero, si nos movemos al ámbito de los negocios, quizá la cosa ya no sea tan fácil. En esta situación siempre podréis preguntar a otros compañeros, a conocidos comunes y, por qué no, utilizar las redes sociales para averiguar un poco más acerca de los intereses de aquellas personas en cuestión.

Otra de las claves, una vez que somos un poco más conscientes del terreno en el que nos movemos, es la originalidad: el hacer que un evento pase de ser uno más a ser un acontecimiento inolvidable. Y, llegados a este punto, las opciones son casi infinitas. Desde la contratación de actores que, de forma sabida por el resto de los invitados o bien de incógnito, monten algún “numerito” memorable y cargado de humor hasta, por ejemplo, la práctica (antes, durante o después) de alguna actividad colectiva que dispare las risas y refuerce los vínculos de los asistentes. Existen opciones más extendidas como el paintball o el láser combat y otras menos conocidas como ponerse en la piel de los concursantes del célebre programa televisivo Humor Amarillo e intentar ir superando las disparatadas pruebas que nos propongan. En este apartado los límites los ponéis vosotros.

Paintball (Wikipedia)

Fuente: Wikipedia

Por otro lado, después de un evento exitoso tiene que haber una documentación gráfica que nos permita revivirlo cada vez que queramos. Seguro que quedáis como unos anfitriones de primera si ponéis a disposición de vuestros invitados un photocall por el que vayan desfilando a su llegada. Además de sentirse como auténticas estrellas de cine luciendo sus más preciadas galas, os dejarán un recuerdo inolvidable en forma de graciosas fotos que podréis volver a sacar en todas esas reuniones de amigos posteriores. Además de los Photocall para bodas, podéis reservar uno sea cual sea el tipo de evento. Seguro que no desentonará gracias a la amplia cantidad de temáticas disponibles.

pirata

Y, antes de despedirnos, seguimos hablando de fotos con unos complementos perfectos para el photocall: los fotomatones para bodas que, al igual que en caso anterior, son totalmente compatibles con cualquier otro tipo de celebración. Como ya os comentábamos en publicaciones anteriores, existe la posibilidad de incluir la opción de Videomatón, así como la de conectarlo a la cámara de un paparazzi que tomará las fotos más indiscretas de la fiesta.

Abrir chat